Ir al contenido principal

TALANTE Y TALENTO


La ciencia no dice que se pueden conseguir bienes dentro de uno mismo, de acuerdo al funcionamiento de nuestro cerebro y nuestro carácter, esos bienes interiores son los que estimulan nuestro talante.

El talante es lo que se refleja de nuestro carácter en la forma de conducirnos ante los demás. La elegancia del talante va unida a la capacidad de controlar los impulsos.

El saber conservar la calma, resistir las presiones, vivir en sencillez y saber controlar los sentimientos y los enfados siempre se ha considerado una excelente muestra de dominio, todo esto requiere de esfuerzo y no puede faltar como complemento a la capacitación académica.  



Te invitamos a leer la columna semanal de la Mtra. Sandra Hernández González, académica de la Universidad Panamericana, en el periódico “La Crónica de hoy Jalisco” en el siguiente link: http://www.cronicajalisco.com/notas/2018/83778.html


Imagen: https://excelencemanagement.wordpress.com/2017/05/30/profesionales-de-talante-con-talento/

Comentarios

Entradas populares de este blog

La reforma educativa

La cuestión educativa es un tema de gran relevancia y polémica en nuestro país, sobre todo ahora, con el escándalo de la reciente liberación de la sindicalista y maestra, Elba Esther Gordillo, el mismo día en que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, expresa públicamente que durante su sexenio planea cancelar la reforma educativa actual, implementada por el actual presidente, Enrique Peña Nieto.
Dicha declaración ha causado revuelo, dado que ésta ha traído consigo más beneficios que perjuicios. Como nos comenta la Mtra. Mónica Camargo Martínez, académica de la Escuela de Pedagogía de la Universidad Panamericana, gracias a esta reforma, las plazas educativas ya no son heredadas sino obtenidas por quienes realmente las merecen y trabajan por ellas día a día. De igual manera, dio pie al despido de profesores que no se desempeñaban óptimamente y representó un modelo flexible y adaptable a la realidad de cada escuela en el país.
El problema radica en que la opinión pública, de…

VIVIENDA DIGNA

A todos nos gusta disfrutar de la compañía, al menos por un cierto periodo de tiempo. Ésta nos hace percibir la cercanía que tenemos con las personas que nos rodean e incluso nos permite sentirnos parte de un determinado grupo o círculo social. Pero de igual manera, el tiempo a solas es indispensable en nuestro día a día.
El tiempo con nosotros mismos nos permite reflexionar, descansar, meditar. ¿Qué pasaría si no lo tuviéramos? Seríamos un caos, puesto que la intimidad es necesaria para el ser humano y en el hogar es donde se construye la identidad de éste. En esta ocasión hablaremos sobre la vivienda digna, apoyados por la opinión de un experto en la materia, el Mtro. Guillermo Vega, profesor de nuestra Escuela de Pedagogía.
En sus palabras, “cuando compartimos un espacio con mucha gente por horarios prolongados comenzamos a depender de manera excesiva de la retroalimentación de los demás.” Por lo que sugiere que el tiempo a solas es igual de importante que el tiempo acompañados, ni…

La envidia en el siglo XXI

No existe la envidia “de la buena”, pues como lo comenta la Mtra. María del Carmen Guerra Arias, la envidia textual, según Don Miguel de Cervantes Saavedra, es en la cual me comparo con el otro, me siento inferior porque no tengo lo que tiene y me veo perdido, entonces empiezo a sentir una molestia profunda y comienzo a atacar al otro, y otra cosa es la admiración que es querer imitar al otro, tener sus cualidades, que me guste su posición,  lo que hace etc.
Los seres humanos tenemos una reacción afectiva emocional básica en la cual naturalmente buscamos lo agradable, lo placentero, y nos alejamos de lo desagradable, hay muchas cosas que nos desagradan, todos tenemos defectos que nos cuesta trabajo reconocer, pero que están en nosotros mismos y no podemos alejarnos o huir de ellos, entonces los ocultamos.
Muchas veces nos comparamos y vemos nada más lo que no tenemos, pensamos en lo que no logramos, esto nos hace atorarnos, y entonces viene una enfermedad emocional, y para sentirnos me…